Control de plagas urbanas Necomas

Ciudad de Necochea,   Pcia de Buenos Aires   -- Cel: 2262 508423 -- info@necomas.com.ar

INICIO Insectos Servicios Informacion Biblioteca Enfermedades Mapa del Sitio

Hylotrupes Bajulus

Conocidos como "Bicho Taladro" o "Taladrillo de la madera" etc.
Pertenecen a la familia de los coleópteros.
Hacen una metamorfosis completa.
Son fácilmente reconocibles por sus largas antenas y porque la mayoría de las especies que congrega se alimentan de la madera de árboles en pie o madera elaborada.

Huevos

Los huevos son puestos en distintos lugares de la madera en tandas de 2 a 8 huevos cada una durante un período de 12 días, ellos son de color blanquecino, alargados llegando a tener hasta 2 mm de largo por 0,5 de diámetro.
Existe gran variación en el número total de huevos, la menor postura mencionada es de 35 a 40 unidades, mientras que la mayor es de 582, pudiéndose considerar un promedio oscilante entre 140 y 200 huevos.
La temperatura y humedad del ambiente determinan el tiempo requerido para completar el desarrollo de los huevos.
A 21,6º C y entre 70 y 80% de humedad relativa, los huevos maduran en 9 ­10 días, mientras que a 31 Cº y a 90 - 95% de humedad tal período se reduce a 5 - 6 días.
Sin embargo pueden pasar hasta 24 horas entre la apertura de distintos huevos de una misma tanda de postura.
Si las condiciones de humedad y temperatura son adecuadas, y si la superficie de las paredes de la grieta en que nacen son rugosas, 12 horas son suficientes para que las larvas recién nacidas estén activamente alimentándose de la madera.

Larvas

Las larvas tienen un color blanco amarillento o cremoso, carecen de patas bien desarrolladas pero presentan una suerte de ampolla ambulatoria tanto dorsal como ventralmente que les permiten desplazarse por dentro de las galerías.
La cabeza es redondeada, pequeña y poco diferenciada del cuerpo lleva un par de poderosas mandíbulas y muy pigmentadas.
Son cilíndricas, ligeramente aplanadas, con un notable engrosamiento en la zona del tórax, y disminuyendo el grosor hacia el extremo anal.
Los anillos o segmentos del cuerpo de la larva tienen separaciones profundas muy marcadas.
Al nacer, las pequeñas larvas perforan 2 - 3 cm. dentro de la madera por la que avanzan haciendo típicas galerías de sección oval que no se cruzan entre sí y que se prolongan siguiendo la veta de la madera.
Estas se encuentran llenas de pequeños trozos de madera desgarrada y de pelletas fecales formados por la madera ya digerida por las larvas.
Las mejores condiciones para su desarrollo lo dan temperaturas entre 28 y 30ºC y una humedad en la madera menor del 30%.
Atacan sólo la albura, que es la parte mas externa del tronco por debajo de la corteza.

imagen hylotrupesbajulus
imagen madera
imagen larva

La parte interna o durámen no es atacada, en la madera de pino toda la pieza esalbura puesto que casi siempre el árbol es cortado antes que comiencen a desarrollarse el durámen.
Su acción en una misma madera es intensa, pudiendo cavar varias galerías sin que llegue a visualizarse exteriormente un daño estructural grave.
Se lo encuentra principalmente en estructuras nuevas, pero también en construcciones viejas.
Las infestaciones llegan a ser muy severas, en tales casos el ruido que producen al roer la madera resulta sumamente molesto sobre todo en horas de la noche.
El mayor problema de su voraz acción sobre las maderas de los techos es que pierde resistencia y hasta pueden caerse, generando un gran costo pues en tales casos es inevitable el recambio de todas las piezas estructurales afectadas o de toda la madera del techo.
Las larvas llegan a tener un peso de 400 mg. y a medir hasta 30 mm de largo y un diámetro de hasta 7,5 mm en su máximo engrosamiento en el tórax.
Usan sus poderosas mandíbulas para golpear, rascar y arrancar pequeños trozos a la madera produciendo un ruido muy característico que acusa su presencia.
Su actividad es muy notoria en los meses más cálidos del año y decrece sensiblemente hasta cesar totalmente en invierno.
En estado larval puede durar hasta 10 años según informes provenientes de Estados Unidos y de Inglaterra, mientras que en Argentina suele durar sólo 2 a 4 años.
A fines de primavera o principios del verano pasan a la última etapa de su desarrollo o metamorfosis: el estado de pupa.

Pupa

Una vez que la larva han completado su evolución como tal, se aquieta, deja de comer y comienza a sufrir profundos cambios histológicos y morfológicos que las van a conducir a transformarse en adulto.
En este el período, período en el cual se denominan pupas, este estado de desarrollo dura alrededor de 15 a 20 días siempre dentro del las galerías hechas por las larvas, a veces muy cerca de la superficie exterior de la madera para facilitar luego la emergencia de los adultos.
El desarrollo pupal ocurre durante el verano, una vez transformadas en adultos o cascarudos, éstos requieren algunos días para endurecer su tegumento y luego hacen un orificio ovalado de unos 8 - 9 x 4 - 5 mm y de bordes irregulares por el cual sale para luego copular y así poder dar continuidad a la especie y también a la infestación.

Adultos

Los insectos adultos son cascarudos de color marrón oscuro o negro, con el cuerpo cubierto de una vellosidad o pubescencia gris cenicienta y formando dos manchas claras de forma geométrica en la mitad del cuerpo.
El primer segmento de tórax o pronoto presenta dos manchas ligeramente brillosas por falta de vellosidad y separadas por una banda longitudinal.
Miden entre 1,5 y 2,5 cm., se desplazan caminando ágilmente y volando, poseen las antenas típicas.
La hembra es siempre más grande que el macho en el cual las antenas son más largas.
Las perforaciones de salida son pocas a menos que la infestación sea muy intensa.
Al salir arrastra un característico aserrín formado por la madera digerida y excretada como materia fecal el cual es un claro índice a considerar para determinar las características de una infestación.
En ocasiones, algunos materiales de construcción como ser ladrillos, cemento, piedras, etc. coinciden con los orificios de salida impidiendo la emergencia de los adultos, cuando alguna madera está en tal situación, la misma será roída por los insectos emergentes aún si se tratase de maderas de otras especies siguiendo su instintiva búsqueda de salida al exterior.
No siempre lograrán su intento pues esas diferentes maderas pueden ser afectadas en diferente cuantía debido a sus características de dureza y/o espesor.
Los insectos adultos no se alimentan ni hacen daño, solamente cumplen con la función de asegurar la perduración de su especie.
Se ha observado un 50 a 57% de machos y entre 40 a 53% de hembras.
En general la vida de los adultos es muy corta, en el caso de hembras con un promedio de hasta 25 días de vida.
Durante ese tiempo pueden desplazarse caminando o volando hasta 1000 metros.

logo afip Rodolfo Ferreiro, CUIT: 20-13095637-9, Habilitacion Municipal: 2015402, AgroIndustria: 3956